Mayte García

Parece que por fin, una nueva etapa ha comenzado y dependiendo de donde vivamos podremos ir saliendo poco a poco y con muchísima precaución. Evidentemente nada es igual a lo que dejamos hace ya más de 50 días. Tampoco nuestra piel es la misma. El confinamiento ha hecho estragos también a nivel cutáneo.

Estos son algunos de los problemas más frecuentes que hemos sentido estos días en nuestra piel:

  • Aumento de la deshidratación, sequedad en la piel y en casos más extremos descamación.
  • Aparición de nuevas arrugas, marcas de expresión más marcadas debido a la deshidratación.
  • Ojeras y bolsas pronunciadas.
  • Brotes de acné, obstrucción de los poros y aparición de puntos negros.
  • Rojeces, llegando en algunos casos a dermatitis y rosácea.
  • Falta de luminosidad, piel apagada y sin vitalidad.
  • Aumento de la sensibilidad, llegando incluso a la inflamación cutánea.

¿Por qué la cuarentena ha afectado a mi piel?

Las razones son diversas según las circunstancias de cada uno. Pero es cierto que existen una serie de causas que son las más comunes y que podríamos decir que todos hemos pasado por ellas en algún momento:

  • La falta de un buen sueño reparador. Es fundamental dormir bien para nuestra piel, y una mala noche se refleja de forma casi instantánea.
  • El aumento del estrés o en algunos casos ansiedad. Los brotes de acné, las rojeces y la falta de luz, son síntomas de estrés psicológico. Además el estrés también provoca cambios en nuestro comportamiento, como tocarnos más la cara, lo que conlleva un aumento de toxinas a nuestra piel.
  • Alimentación: el dulce, los fritos y el alcohol son enemigos conocidos para nuestra piel.
  • La falta de vitamina D, la luz del sol y el aire son fundamentales para la salud en general y para la salud de nuestra piel en particular. El ambiente dentro de las casas es mucho más seco y eso hace que la piel se deshidrate.
  • El aumento del uso de dispositivos electrónicos: ordenadores y móviles que desprenden luz azul y también perjudica a nuestra piel como os contamos en este post del blog

Cómo cuidar la piel al volver a la calle después de la cuarentena

Después de la tormenta viene la calma

Afortunadamente empezamos a ver la luz al final del túnel y tenemos que preparar nuestra piel para estar radiantes en un tiempo récord. ¡Vamos a por ello!

Limpieza, siempre fundamental

Para que cualquier rutina sea eficiente, la limpieza es fundamental pero ahora más que nunca. Por las mañanas, por las noches y cuando vuelvas de la calle aplícate el AGUA MICELAR ROSA DE DAMASCO, te aportará limpieza, purificación, sensación de frescor sin secar ni deshidratar la piel.
Además, si no las tienes ya, es momento de descubrir nuestras botanik mask: limpieza, exfoliación y retirada de células muertas aportando además activos antioxidante o purificantes según tus necesidades.

Calmar

La mayor parte de las consultas que hemos recibido en estos días han sido por rojeces, rosácea y acné. Por eso es fundamental usar cosméticos que calmen tu piel. Para ello, por supuesto la recomendación de Herbera siempre es que uses cosmética ecológica certificada.
En concreto para calmar tu piel te recomendamos:
BIOSERUM HYALURONIC CONCENTRATE: Profundamente revitalizantes y reafirmantes, es un poderoso tratamiento antienvejecimiento que protege y calma tu piel al mismo tiempo que ayuda a la regeneración cutánea.

FLUIDO FACIAL ROSA MOSQUETA Y CALÉNDULA: Un gran aliado contra las rojeces e indicado para pieles con rosácea. Una profunda hidratación que aporta calma y acción antiinflamatoria.

FLUIDO FACIAL BARDANA Y COMINO NEGRO. Hidrata limitando la producción excesiva de sebo de la piel y contribuye a calmar las irritaciones cutáneas.

Re-hidratar

Es fundamental que tu piel esté eficientemente hidratada y vuelvas a luchar contra la sequedad y las arrugas. Para ello además de los Bio Serum Hyaluronic Concentrate puedes incluir en tu rutina: CREMA HIDRATANTE ANTIARRUGAS HIALURÓNICO GRANADA Y UVAS: Hidrata y nutre la piel en profundidad al mismo tiempo que estimula la renovación celular y retrasa el envejecimiento cutáneo.

Nutrir

Si notas tu piel muy sequita, cuarteada y con falta de vitalidad, te propongo dos imprescindibles en mi rutina que no te van a dejar indiferente:

FLUIDO FACIAL ARGÁN Y AGUACATE: Nutre la piel en profundidad, ayudando a luchar contra los radicales libres. Te aporta una nutrición duradera e intensa, sin aportarte grasa. Rápida absorción, nutriendo en profundidad.

BIOSERUM ACTIVE FACIAL OIL: Con propiedades regeneradoras, purificantes y calmantes. Un verdadero cóctel orgánico que restaura los tejidos.

Ilumínate

Necesitamos un chute de vitaminas y activos antioxidantes para luchar contra los radicales libres, para eso los reyes son nuestros BIO SERUM VITAMINAC+E+FERULIC+HYALURONIC. Potentes iluminadores con acción despigmentante, fotoprotectora y antiarrugas. Activos antioxidantes en alta concentración y de origen natural que conseguirán devolver el resplandor natural y la vitalidad a tu rostro.

Un toque de color

Por supuesto, antes de salir aplícate nuestras BBCREAM, aportan un toque de color uniforme y disimulan imperfecciones. Además contienen probióticos y prebióticos para ayudar al equilibrio natural de nuestra piel. Necesitamos más que nunca sentirnos bien con nosotras mismas. ¡Vamos a por todas!

 

Deja un comentario