Una piel saludable no sólo depende de la cosmética que uses,  la piel es el órgano más grande del cuerpo humano y por lo tanto, todo lo que haces y lo que no haces, lo que comes y lo que no comes y todo a lo que te expongas se ve reflejado en la salud de tu piel.

Sabemos que tienes la seguridad de estar usando cosmética natural y orgánica, pero ¿qué más estás haciendo por tu piel? Quizás aun no lo sepas, pero hay mucho más que puedes hacer.  ¿Preparara para ponerte en marcha?

¿Qué haces?

Hay varios factores de tu forma de vida que están afectando a tu piel.  La contaminación, el estrés, el cansancio…. Pequeños cambios pueden llegar a ser grandes pasos y de verdad, que notarás la mejora no sólo en tu piel sino en tu salud en general.

  • La limpieza diaria de tu piel o incluso más de una vez al día puede evitar una piel apagada, obstruida, y en definitiva debilitada. Puedes llevar el agua micelar de Herbera en el bolso y aplicártela al mediodía  antes de retocar el maquillaje. Pero no sólo la piel del rostro, la higiene de tus manos es mucho más importante de lo que piensas.
  • Una vez a la semana sal al campo, el contacto con la naturaleza te hará reconectar contigo mismo y respirar un aire un poco más puro y te sentará genial. La piel lo nota, conseguirá oxigenarse y llenarse de energía.
  • Duerme al menos 8 horas al día. El descanso es fundamental, aleja tu móvil y cualquier otro tipo de elemento que pueda alterar el sueño, no dejes la calefacción encendida ni el aire acondicionado en verano, deja a tu cuerpo regular su temperatura. Si te cuesta conciliar el sueño, puedes hacer ejercicios de relajación, hay muchísimos disponibles en internet. Descansar es tan importante como respirar, no lo olvides.
  • Muévete. Hacer deporte es fundamental, la piel se oxigena, elimina toxinas y tú generas endorfinas que te harán sentirte mucho más feliz. ¿Sabías que hacer deporte es una de las actividades más efectivas contra la depresión?
  • Tiempo para ti. Busca aficiones y poténcialas. No hay excusas de falta de tiempo, una hora semanal la tiene cualquiera. El tiempo para hacer algo que realmente nos guste es el mejor invertido, la sonrisa que te generará será el mejor tratamiento de belleza.

¿Qué comes?

Lo sabemos de sobra, la alimentación es la clave, para tu piel también.  Debes evitar los alimentos ultra procesados. Cuanto más fresco sea lo que comes mejor, cuantos menos procesos haya pasado mejor y por supuesto cuanto más natural sea su embalaje, mejor.  ¿por qué? Porque los alimentos ultraprocesados hacen que pierdan propiedades beneficiosas y por el contrario suelen llevar más azúcar y sal que la que necesitamos. Además de conservantes, colorantes, grasas, etc.  que no aportan nada bueno a nuestro organismo.

Por supuesto un exceso de azucares y sal en tu dieta  tampoco te traerá nada bueno y también debes tener cuidado con los excitantes (café, té) y con lo lácteos que provocan muchos brotes de acné. Si quieres profundizar en los alimentos prohibidos para una piel sana, te recordamos nuestro post: https://www.cosmeticsherbera.com/blog/alimentos-prohibidos-para-una-piel-sana/

¿Qué debes fomentar?

  • La verdura y la fruta ecológicas. Libres de pesticidas, no envasadas en plásticos que ya sabemos que pueden aportarnos disruptores endocrinos.
  • Mucha agua. Tu piel te lo pide a gritos pero ojo con reutilizar las botellas de plástico, mejor usa botellas de vidrio.
  • Cereales, legumbres y semillas ecológicas. Están de moda sí, pero es que muchas de ellas son realmente superalimentos que nos aportan una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes muy beneficiosos para la salud , que por supuesto, tu piel notará.

¿A qué te expones?

En el día a día hay muchos elementos que perjudican nuestra salud y por supuesto la de nuestra piel. Hay cosas que no podemos evitar como los pesticidas usados en jardines públicos o  el humo de los coches. Sin embargo podemos intentar evitar otras muchas cosas a las que estamos expuestos.

  • Evita los plásticos en la comida y en las bebidas. Rechaza sobre todo el 7 (policarbonato) botellas grandes de agua que hay en algunas empresas y organismos públicos. Los tickets de caja son la mayor fuente de bisfenol-a (disruptor endocrino), si no son necesarios para tí, no los cojas.
  • Comida y cosmética ecológica certificada. Siempre te aseguras que cumple con unos mínimos y que no están exponiéndote a ningún tóxico perjudicial para tu salud.
  • Mira las etiquetas. No te dejes engañar por nombres como light o natural. Comprueba siempre el etiquetado de todo lo que consumas.
  • Transporte público. Siempre que puedas, intentemos hacer entre todos un aire más puro. Y si eliges la bicicleta ¡mucho mejor!
  • Fomenta el comercio sostenible y justo. Está en tu mano elegir dónde compras y qué tipo de comercio queremos en el futuro. Si queremos un planeta mejor tenemos que empezar por pequeños gestos de nuestra vida cotidiana.

  #herberaseplanta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *