aceite de algodon cosmetica natural

Nombre científico:

La especie cultivada más habitualmente es G. hirsutum L. pero también se cultivan ampliamente otras tres especies que son G. arboreum L., G. barbadense L. (algodón de Egipto), y G. herbaceum L (algodón indio).

Familia:

Malvaceae.

Parte utilizada:

El aceite de algodón se obtiene por presión en frío a partir de las semillas de Gossypium sp.

Principios activos:

La composición química de la semilla depende de la relación entre cáscara y pelusa. Por cada tonelada de semillas de algodón se obtienen aproximadamente 200 kg de aceite, 500 kg de harina de semilla de algodón y 300 kg de cáscaras.

Principalmente contiene palmítico, linoleico y oleico.

Propiedades:

Por su alto contenido en ácidos grasos esenciales presenta una acicón reparadora de la función barrera, acción antiinflamatoria y  antimicrobiana.

Indicaciones:

Diferentes ensayos clínicos han demostrado que la aplicación a nivel tópico de ácido linoleico (así como de sus derivados poliinsaturados) suaviza la piel y disminuye considerablemente la pérdida transepidérmica de agua (Wright, S., 1991). Estudios de Conti A. et al. (1995) y Jiménez-Arnau, A. (1997) corroboraron estas propiedades del ácido linoleico. También se ha comprobado que los pacientes que sufren dermatitis tienen niveles bajos de todos los derivados poliinsaturados del ácido linoleico en sus tejidos. Así pues, el aceite de algodón es recomendable a la hora de formular productos cosméticos para el cuidado de pieles sensibles y/o irritadas.

Las lesiones de la piel ligadas a la carencia de ácidos grasos esenciales mejoran después de la aplicación por vía percutánea de aceites conteniendo una proporción importante de estos ácidos y por ello son utilizados en dermatología y cosmetología para el tratamiento de pieles secas, con arrugas o para favorecer la cicatrización, ejerciendo una acción estimulante y regeneradora tisular (Holguera, 1993).

Por ello, el aceite de algodón es muy recomendable a la hora de formular productos cosméticos con actividad hidratante, emoliente y antiarrugas, propiedades que perseguimos para nuestro Fluido Facial Bioactivo Antiarrugas.

La planta fue denominada como “algodón”, que viene del árabe “alcoton”. Se ha registrado la presencia de algodón desde tiempos remotos en la India donde era usado para la confección de toldos, velas y vestimenta. Desde la antigua Grecia se tiene referencia de la existencia de este material con Herodoto quien escribió sobre el algodón hindú: «Allá hay árboles que crecen silvestres, de los cuales el fruto es una lana mejor y más bella que el de una oveja. Los Hindúes hacen su ropa de la lana de este árbol.» Posteriormente se conoció su existencia en Europa como una planta silvestre cuyo fruto era el vellón y que era natural de la India.

Bibliografía:

  • Holguera, M.C. Los aceites vegetales. NCP documenta, 1993; 192: 15-18 (ref. 645).
  • Jimenez-Arnau, A. Effects of Linoleic Acid Supplements on Atopic dermatitis. Adv. Exp. Med. Biol., 1997; 433: 285-9.
  • Conti, A. et al. Seasonal influences on stratum corneum ceramide 1 fatty acids and the influence of topical essential fatty acids. J Cosmet Sci, 1995; 18: 1-12 (ref.1735).
  • ProvitalGroup.