Arbol-de-te repelente natural

Nombre científico:

Melaleuca alternifolia.

Familia:

Mirtáceas.

Parte utilizada:

Las hojas de las que se destila el aceite esencial.

Principios activos:

El aceite esencial, con terpinenos y cineol.

Propiedades:

El aceite esencial del árbol del té tiene actividad antibacteriana, antiviral (herpes simple) y antifúngica (Candida albicans, Aspergillus niger, Tricophyton mentagrophytes).

Indicaciones:

En diversas afecciones dérmicas con un componente bacteriano como son el acné, la tiña, forunculosis, candidiasis vaginal y caspa. También para combatir los callos, verrugas, picaduras de insectos, piojos, hongos como el pie de atleta y en casos de psoriasis.

Varios estudios han mostrado su eficacia en el tratamiento del pie de atleta: En un estudio (Satchell AC and col. 2002) 158 personas con pie de atleta fueron tratadas con placebo, con una solución de aceite del árbol de té al 25% o con una solución de aceite del árbol de té al 50%, aplicada dos veces al día durante cuatro semanas. Los resultados demostraron que las dos soluciones de aceite del árbol de té fueron más efectivas que el placebo y erradicaron la infección. En el grupo tratado con la solución al 50%, se curaron el 64% de los pacientes; en el grupo tratado con la solución al 25%, se obtuvo un 55% de curaciones; en el grupo placebo se obtuvo un 31% de curaciones. Estas diferencias fueron estadísticamente significativas. La mayoría de los pacientes no experimentó ningún efecto secundario significativo aunque unas pocas personas desarrollaron dermatitis y tuvieron que abandonar el estudio.
Parece que la estandarización del aceite de árbol del té conteniendo no más del 10% de cineol (irritante) y por lo menos un 30% de terpinen-4-ol, asegura su eficacia y minimiza el riesgo de dermatitis.

También ha sido probada su eficacia contra la caspa leve a moderada incorporando la esencia al 5% en un champú.
Estudios in vitro han confirmado su actividad frente a candidiasis. En el caso de Candida albicans los estudios han demostrado que presenta actividad similar tanto para cepas sensibles a fluconazol como para cepas resistentes a este antifúngico (Vila and col. 2006).

Un gel conteniendo 1% de aceite esencial de árbol del té (con pH ligeramente alcalino), ha demostrado tener efectos preventivos en intertrigos y vulvovaginitis candidiásicas y candidiasis del pañal, al eliminar hongos y levaduras de la zona genital externa y los pliegues cutáneos.

Otro estudio publicado en el International Journal Of Dermatology comparó el uso de plantas medicinales con preparados sintéticos en la prevención de los piojos en niños con edad escolar. En el estudio se comparó el aceite de árbol de té y la lavanda con el DEET (N,N, dietil-meta-toluamida), componente principal de la mayoría de repelentes que no contienen permetrina. El aceite de árbol de té con lavanda conseguían que los piojos no se alimentasen de la sangre a través de la piel. Y el aceite de árbol de té, era de forma indvidual, el tratamiento más eficaz.

Desde Herbera recomendamos añadir 5 gotitas de árbol de té a nuestro champú, al que podemos también añadir lavanda y antes de pasar la liendrera masajear el pelo con aceite de almendras con aceite de árbol de té. Esto ayudará a desprender las liendres que siguen pegadas al cabello.

Referencias Bibliográficas

  • Inventario español de los conocimientos tradiocionales relativos a la biodiversidad, Manuel pardo de Santayana, Ramón Morales, Laura Aceituno Y María Molina, Edit. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
  • Monografías Comisión E Alemana (1998).
  • Monografías ESCOP (Octubre 1999).
  • Dossiers Universitaires Europeennes de Phytotherapie et Plantes Medicinales, J. Pellecuer, Univ. de Montpellier (1990).
  • Ecoterapeuta.
  • Fitoterapia Aplicada, completada con curas dermatológicas y aromaterapia, 2015, C.O.F Barcelona y C.O.F