Mayte García

Cuidados de la piel en pacientes oncológicos

Medicina vegetal para reparar la piel

En ocasiones, los tratamientos oncológicos pueden generar efectos adversos en el paciente que pueden repercutir en su calidad de vida, ya que éstos no solo destruyen células cancerígenas, sino que también dañan tejido sano de nuestro organismo. Uno de los más frecuentes y más visible es el daño que se le produce a la piel: pérdida de elasticidad, picor, escozor e hipersensibilidad son algunos de los síntomas que un paciente oncológico puede padecer, y muchos más agudos si se trata de zonas con la piel más fina, como es el caso de la mama.

Hasta ahora, las formulaciones que se han utilizado para paliar los efectos adversos de un tratamiento oncológico han ejercido una acción sintomática, pero no se han formulado para reparar el tejido dañado ni acelerar el proceso de regeneración cutánea. Hablamos de los clásicos antisépticos, humectantes, corticoides, antihistamínicos y analgésicos de aplicación tópica, como son las cremas de lidocaína o urea.

Por el contrario, la nueva tendencia es recuperar la medicina tradicional para reparar la piel, ya que los productos de origen vegetal contienen compuestos químicos que son biológicamente activos.

Para mejorar el nivel de hidratación de la piel, se utilizan extractos de plantas ricas en fitoceramidas y en ácidos grasos esenciales, tales como el aceite de jojoba, de cártamo o de semillas de uva. Las fitoceramidas reemplazan las ceramidas perdidas en la barrera lipídica como consecuencia del tratamiento oncológico y recuperan su función principal: controlar la transpiración de agua del interior y proteger los Factores Naturales de Hidratación que se encuentran dentro de los corneocitos. Por otro lado, los ácidos grasos esenciales, además de otras funciones, ayudan a reestructurar la barrera lipídica impidiendo la pérdida de agua y forman parte del proceso de regeneración de la membrana celular.

Para aliviar la sensación de dolor e inflamación, algunas especies de plantas contienen activos antiinflamatorios, analgésicos y antioxidantes: fenoles, flavonoides y fitoesteroles. Éstos, mediante diferentes mecanismos de acción, controlan los procesos de inflamación, oxidación celular y dolor. Ejemplos de esto son la camomila y el Ginkgo biloba, muy utilizados en formulaciones de función calmante.

En la medicina tradicional, siempre se han utilizado compuestos de origen vegetal por su gran capacidad de cicatrización y regeneración cutánea. El Aloe vera y la Centella asiática, por ejemplo, estimulan la síntesis de fibras de colágeno. También existen otros mecanismos de regeneración cutánea, como el de la rosa mosqueta. Su aceite es conocido por su riqueza en ácidos grasos esenciales poliinsaturados, que juegan un papel importante en la regeneración de la barrera lipídica dañada.

Debido a la pérdida de la integridad de la piel por efecto del tratamiento oncológico, se favorece la entrada de microorganismos que pueden causar infecciones. Con motivo de dejar a un lado los antisépticos tradicionales, se utilizan aceites esenciales, ya que uno de sus efectos farmacológicos más conocidos es la acción antimicrobiana.  Los productos que más se utilizan son el aceite de romero, el de árbol de té y el de eucalipto, entre otros muchos.

Una correcta regeneración de la piel es esencial para mejorar la calidad de vida del paciente oncológico. La piel nos protege de la radiación solar y de invasiones patógenas, impide la evaporación del agua del interior y, sobre todo, protege nuestros órganos vitales. Cualquier fallo en la reepitelización puede causar la pérdida de la función protectora de la piel y, por tanto, la pérdida de la protección de los órganos, deshidratación e infecciones. Además, la piel es nuestra carta de presentación ante los demás y, debido a las lesiones y quemaduras que se pueden crear, surgirá un cambio de apariencia en la piel que puede limitar al paciente oncológico social y psicológicamente.

Artículo completo:

Miren Izaguirre, Edorta Santos Vizcaíno1,2, Aiala Salvador1,2, Amaia Esquisabel1,2, José Luis Pedraz1,2, Rosa María Hernández1,2, Manoli Igartua1,2
1NanoBioCel Taldea, Teknologia Farmazeutikoko Laborategia, Euskal Herriko Unibertsitatea (UPV/EHU), 01006, Gasteiz.
KOSMETIKA ONKOLOGIKOA: kimioterapia eta erradioterapiak larruazalean eragindako efektu desira gaitzak eta hauek tratatzeko konposatu naturaletan oinarritutako formulazio berriak
(ONCOLOGIC COSMETICS: undesirable effects caused by chemotherapy and radiotherapy in the skin and new formulations to treat these disorders)
http://www.ehu.eus/ojs/index.php/ekaia/article/view/17837/15667
Mayte García

El quién es quién de la cosmética natural

Cosmética natural, cosmética bio, cosmética ecológica, orgánica, vegana, toxic-free, saludable, sostenible…podríamos seguir, pero realmente ¿sabemos lo que quieren decir todos estos adjetivos? Que lo natural está de moda es un hecho, además es algo que en Herbera nos alegra: si la conciencia colectiva se está despertando a favor de nuestro planeta y nuestra salud, siempre es una buena noticia. Pero ojo, que no toda la cosmética natural es igual de saludable y no todas las marcas que se autodenominan naturales lo son realmente.

¿Quieres saber cómo traducir todas estas palabras que parecen querer decir lo mismo?

Te damos las claves para que lo entiendas:

¿Qué es la cosmética natural?

Hoy en día es un término tan manido que es difícil establecer un criterio de qué es y qué no es cosmética natural. En teoría la cosmética natural es aquella que tiene un 90% de ingredientes de origen vegetal o animal (producido por ellos naturalmente). En la práctica cualquiera que tiene un sólo ingrediente con este origen, se pone el cartel de cosmética natural. Por ello es interesante que el producto esté certificado, ya que el sello nos está dando las garantías de que verdaderamente es cosmética natural. Si no contiene sello, para poder saber si realmente lo es, no os queda otra que investigar el INCI de sus productos y si creéis que están haciendo un uso abusivo de este adjetivo, por favor, decirlo alto y claro que para algo nos tienen que servir las redes sociales y la democratización de los medios de comunicación.

¿Cosmética orgánica, ecológica o bio?

Estos tres adjetivos vienen a ser exactamente lo mismo, pero en cada lugar del mundo se usa más uno que otro. En España se habla más de producto ecológico, en otros países europeos como Francia se usa más el término bio y en EE.UU el preferido es orgánico.

Pero, ¿qué conllevan estas tres palabras? Pues como lo anterior, depende de si el producto está o no está certificado. Si no está certificado hay marcas que se ponen el letrero de cosmética orgánica o ecológica aun siendo su porcentaje en ingredientes ecológicos muy escaso. Por el contrario también podemos encontrar marcas que no se han certificado pero cuentan con un % elevado de materias primas procedentes de la agricultura ecológica. Por lo tanto, volvemos a tener que mirar el INCI de su etiqueta para comprobar qué contienen. Tres premisas básicas que hay que tener en cuenta para interpretar el INCI:

  • Los ingredientes están en latín ordenados de mayor a menor cantidad.
  • Un * asterisco al lado de un ingrediente quiere decir que éste es ecológico.
  • Dos ** asteriscos al lado de un ingrediente quiere decir que es un componente que está presente de forma natural en los aceites esenciales.

Los sellos certificadores han conseguido dar garantías y prestigio a la cosmética, exigiendo que la información que llegue al cliente sea lo más clara y veraz posible. Cada certificadora tiene unos estándares para definir lo que se considera cosmética natural y lo que se considera cosmética ecológica u orgánica. Os contamos los mínimos que establecen las principales certificadoras para considerar un cosmético ecológico:

Ecocert: para obtener el sello ecológico de Ecocert al menos el 10% de todos los ingredientes han de ser ecológicos. El 95% de los ingredientes vegetales que tenga la fórmula deben de proceder de la agricultura ecológica.

Natrue: Para obtener su sello ecológico como mínimo el 95% de los ingredientes certificables han de ser ecológicos. Como mínimo el 20% han de ser ingredientes de origen vegetal y como máximo un 15% pueden ser sustancias procedentes de la transformación de materias primas naturales.

Soil Association: como mínimo el 95% de los ingredientes certificables han de ser ecológicos. Lo peculiar de este sello es que permite transformaciones químicas de las materias primas naturales e incluso algunos sintéticos controvertidos.

Hay que decir que todos permiten un mínimo de ingredientes sintéticos demostrándose previamente que no hay posibilidad de sustituirlo por un ingrediente natural…¿pero por qué utilizar el phenoxyethanol cuando hay numerosos estudios que demuestran su toxicidad tópica?

https://pubchem.ncbi.nlm.nih.gov/compound/2-phenoxyethanol#section=Antidote-and-Emergency-Treatment

ACENE: Para obtener su sello ecológico como mínimo el 22% de los ingredientes certificables han de ser ecológicos y el 99% naturales.

 

COSMÉTICA CERTIFICADABioInspecta/ BioVidasana: Para obtener su sello ecológico como mínimo el 90% de los ingredientes certificables han de ser ecológicos.

Todas estas certificadoras surgieron como respuesta a la falta de legislación a nivel europeo que regulase la cosmética econatural. Y aunque todas aseguran unos mínimos, es importante conocer las particularidades de cada una para saber qué hay detrás de cada sello.

Garantías de una etiqueta con un sello Ecológico:

agricultura ecológica

  • No habrán sido irradiados.
  • Ni testados en animales.
  • Ni contendrán ingredientes transgénicos ni ingredientes elaborados con transgénicos.
  • No contendrán nanopartículas.
  • En su proceso de fabricación no habrán dañado el medio ambiente.
  • Además estás apostando por la agricultura ecológica como modo de conservación del planeta y apoyando a todos los agricultores que hacen el esfuerzo de cultivar y ganarse la vida de esta forma (bastante más difícil que con los cultivos intensivos).

En Herbera hemos luchado para conseguir el sello de BioInspecta que sigue la normativa de Biovidasana (si quieres más información , te lo contamos aquí)

¿Qué es la cosmética vegana?

La cosmética vegana es aquella que por supuesto no testa en animales ninguno de sus productos y ha comprobado que ninguno de los ingredientes que utiliza para fabricar sus cosméticos se ha testado nunca en animales. Además no pueden contener en su composición ningún ingrediente de origen animal (esperma de ballena, colágeno, hialurónico de origen marino o bovino, etc.) ni haber sido producido a partir de ellos (como la cera de abejas o la miel). En Herbera, estamos convencidos que no necesitamos usar ningún ingrediente de origen animal para conseguir grandes resultados en cosmética, nos consideramos  veganos al 100%.

Para Herbera hay  algo que debería predominar por encima de todo y es la coherencia y la responsabilidad. Por eso hacemos un llamamiento a todos los usuarios de cosmética natural: debemos exigir coherencia entre lo que se promete y lo que se ofrece realmente, estés certificada o no.

¿Te apuntas a nuestro movimiento por un mundo más coherente?

https://ec.europa.eu/health/scientific_committees/consumer_safety/docs/sccs_o_195.pdf

http://vidasana.org/cosmetica-biovidasana

https://www.soilassociation.org/certification/beauty-wellbeing/types-of-certification/cosmos-organic/

http://www.natrue.org/

http://aceneasociacion.org/certificacion-ecologica/

https://www.ewg.org/

 

 

Mayte García

5 CLAVES PARA CUIDAR TU PIEL DESPUÉS DEL VERANO

Ritual de belleza post verano

El final del verano, llegó. Y con él, además de la vuelta al trabajo y a las rutinas varias, toca revisar nuestra piel y ponerla a punto para el otoño.

Puesta a punto después del verano…¿por qué?

Sí, seguro que piensas que es ahora cuando mejor te ves, tu piel está bronceada y has descansado, pero…te has relajado tanto que seguro que no te has cuidado tanto como el resto del año, además tu piel ha estado expuesta mucho más tiempo al sol y has pasado más horas al aire libre. Te contamos todo lo que necesitas, para que esa buena cara que luces ahora, ¡te dure mucho tiempo!

1. PIEL LIMPIA

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar cada día nuestra piel. Para ello lo más cómodo es nuestro AGUA MICELAR ROSA DE DAMASCO que además de limpiar y purificar en profundidad, te aportará  hidratación tan necesaria estos días.

2. PIEL HIDRATADA

Además de esta limpieza, necesitas hidratarte en profundidad, porque los niveles de elastina y colágeno con el sol y los baños en piscinas y playas disminuyen. Para ello te recomendamos la hidratante que mejor le vaya a tu piel:

  • Si tienes tendencia a rojeces, ezcemas o dermatitis, te aconsejamos  el FLUIDO FACIAL ROSA MOSQUETA Y CALÉNDULA, calmará e hidratará tu piel al mismo tiempo .
  • Si tienes una tendencia acneica o piel grasa, te recomendamos  el FLUIDO FACIAL BARDANA Y COMINO NEGRO. Es muy habitual que en este tipo de pieles, que han estado sin problemas durante el verano, aparezca una especie de efecto rebote en septiembre, por lo que es imprescindible una buena hidratación que regule la secrección sebácea..
  • Si tu piel es seca, notarás una sequedad extrema al finalizar el verano, en este caso te aconsejamos el FLUIDO FACIAL DE ARGÁN y AGUACATE. Aumentará la elasticidad de tu piel y la notarás más nutrida desde el primer día de uso.

3. PIEL SIN ARRUGAS

Si no te cuidas, en un mes aparecerán nuevas arrugas. La exposición al sol, al viento y la falta de hidratación harán de las suyas. Así que no bajes la guardia, te recomendamos 3 productos para poner firmes a las arrugas:

  • HIDRATANTE ANTIARRUGAS CON HIALURÓNICO, GRANADA Y UVAS. El hialurónico es fundamental en esta época del año, la piel necesita regenerarse y esta hidratante será tu mejor aliada.
  • CONTORNO DE OJOS. No puede faltar en cualquier tocador y seguro que en verano te has relajado y has dejado de usarlo…Las bosas y ojeras de los madrugones se harán cada vez más pequeñas si lo usas a diario: no lo olvides en tu ritual de belleza!
  • ACEITE FACIAL BIOACTIVO. La estrella del otoño, consigue regenerar la piel, aportar luminosidad, con un gran poder antiarrugas y potenciador de la elasticidad.

4. PIEL BRONCEADA

Para mantener ese tono que tanto te gusta lo máximo posible, además de todo lo anterior nuestra BBCREAM te va a dar una ayuda extra. Además tapará todas las imperfecciones y manchitas que hayan podido salir por culpa del sol.

5. ¿Y EL CUERPO?

Es igual de importante su hidratación.  La sequedad estos meses de otoño suele ser nuestra gran enemiga. Te aconsejamos uno de nuestros ACEITES CORPORALES para aplicarlo después de la ducha cada mañana.

Si quieres que el verano esté pegado a tu piel unos cuantos meses más, no descuides tu ritual de belleza: limpieza e hidratación son la clave, pero ojo, siempre con cosmética natural que libre de tóxicos tu salud.

 

Mayte García

Alimentos prohibidos para una piel sana

Todos sabemos que la alimentación es la clave para una buena salud, pero ¿somos conscientes de que la salud de la piel también depende de cómo comemos? Hay ciertos alimentos que por sentido común, sabemos que nos son nada saludables, sin embargo, hay otros que consumimos sin miedos y que puede que sean los responsables de arrugas prematuras, sequedad en la piel, dermatitis o la temible celulitis, ¿hacemos un repaso por los alimentos que debes evitar para una piel sana?

Azúcar y otros edulcorantes artificiales

El azúcar debilita la piel y reduce la producción de colágeno y elastina, lo que favorece la aparición de arrugas y la flacidez.

Muchos considerarían que los edulcorantes artificiales son una sana alternativa para sustituir el azúcar refinado, no obstante, los edulcorantes como el aspartame o sacarina, pueden provocarte irritación facial e inflamación de los párpados.

Para prevenir estas reacciones, lo mejor es considerar la ingesta de alternativas naturales, como la miel o stevia.

Leche (de origen animal)

Un elevado consumo de lácteos puede generar acné debido a que existe una mayor cantidad de hormonas, que estimulan la producción de glándulas seborreicas. Además existen muchas evidencias de que hay un gran porcentaje de la población que tiene intolerancia a la leche de origen animal y no lo sabe, esto se traduce en malas digestiones, mucosidad y episodios de dermatitis. Si tienes sospechas de que la leche no te está sentando bien, prueba con leches vegetales, mucho menos grasas y más digestivas, ya sabes, de almendras, de arroz, de avena, de soja, de avellana…mmm! Buenísimas!

Sal

El consumo excesivo de sal provoca sequedad de los ojos, piel y cuero cabelludo, esta falta de hidratación conlleva arrugas prematuras. Pero el exceso de sal también provoca hinchazón en piernas, tobillos y párpados. Si quieres olvidarte de celulitis, bolsas y ojeras, una de tus primeras medidas debería ser comer sin sal, tu salud y la de tu piel te lo agradecerán

Café

Se considera que te estás pasando con el café a partir de la tercera taza…Porque genera un aumento de los niveles de cortisol (hormona del estrés), el cual acelera el envejecimiento, deshidratación y opacidad de la dermis. Vamos que te despiertas pero tu cara es un poema! Mucho mejor hacer deporte, que aunque parezca mentira, te genera energía para todo el día, produces endorfinas y te hace sentir más feliz.

Alcohol

El alcohol se relaciona con la pérdida de vitamina A, sustancia responsable de la regeneración capilar, de la piel y de las uñas.

Al faltar esta vitamina, se desacelera la producción de colágeno y elastina, traduciéndose a largo plazo en la ausencia de flexibilidad, luminosidad, hidratación y grosor de la piel.

Alimentos procesados

Ya sabemos que casi todos los alimentos procesados e industriales no son precisamente sanos, pero aun así, los consumimos de vez en cuando. Además de debilitar el metabolismo y causar problemas circulatorios, también consiguen una piel mal oxigenada y un deterioro de su aspecto. Así que ¡una razón más para no consumirlos!

Ya sabes que si quieres una piel sana y libre de tóxicos debes cuidarte por dentro y por fuera. Go Herberos!

 

Mayte García

4 consejos básicos para conseguir mejorar el mundo desde nuestro día a día

¿Cambiamos el mundo?

El cambio climático, la mala calidad del aire que respiramos, la contaminación de nuestros océanos, el descenso de los recursos….todas estas cosas asustan a cualquiera, todos estamos de acuerdo de que son problemas reales que afectan a nuestro planeta, a nuestra salud y a nuestro futuro. Sin embargo, la mayoría pensamos que no podemos hacer nada por evitarlo, que es cosa de las grandes potencias, las multinacionales y los gobiernos…¿es un autoengaño para no actuar de verdad a favor de nosotros mismos?

Desde Herbera pensamos que cada uno de nosotros cuenta, que todo suma o resta. Hay que actuar. Debemos ser conscientes de lo que nos rodea y ponernos manos a la obra. Desde votar consecuentemente, apoyar a organizaciones ecológicas y retirar nuestro apoyo a las marcas que consideremos nocivas para el mundo, hasta gestos cotidianos que hagan de nuestro entorno un lugar mejor donde vivir. Hoy en nuestro blog nos gustaría daros 4  consejos básicos para conseguir mejorar el mundo desde nuestro día a día.

1. Ahorra energía.

No malgastes la luz cuando no sea necesaria, aprovecha la luz natural, utiliza las escaleras, olvida el ascensor, cambia tus bombillas por otras de bajo consumo. Apaga completamente los aparatos eléctricos y cargadores cuando no los utilices. Prescinde de la secadora. En invierno, no abuses de la calefacción, abrígate en casa y en verano utiliza sistemas pasivos para refrigerarte, como aprovechar las corrientes, también puedes instalar ventiladores de techo, mejor que aire acondicionado. Usa el transporte público: Un autobús lleva tanta gente como diez coches completamente llenos, ocupa tres veces menos espacio en la carretera y emite la mitad de CO2 por kilómetro y pasajero. No uses el coche en pequeños trayectos en los que puedes ir caminando o en bicicleta. Sólo con estas medidas dejarías de emitir aproximadamente una tonelada de CO2 al año (de las 10 toneladas que emite un europeo de media).

2. Cuida lo que tiras por el inodoro, lavabos y duchas.

Según expertos, el 80% de la contaminación en los mares se debe al descuido de los seres humanos y empresas, y el 20% restante al de los navíos comerciales y cruceros ¿Pero qué podemos hacer nosotros para cambiar esta situación? No tirar al inodoro colillas de cigarro, tampones ni preservativos, ya que las fibras que tienen pueden afectar los filtros de limpieza. Utilizar pequeñas rejillas en los lavabos, duchas y lavaplatos, de esta manera evitamos que al lavar los restos de los alimentos se filtren al agua. Recicla el aceite de cocina o de cualquier tipo, no lo tires por ningún conducto. Verifica que los detergentes, jabones y limpiadores que utilizas no contengan fosfato, ni microplásticos, presentes en muchos productos de cosmética. No tires pinturas ni disolventes por el desagüe, debido a los químicos que contiene, así como tampoco los restos o filtros del café o té, ni las toallitas limpiadoras o de bebés.

De esta manera desde tu casa puedes ayudar a  no afectar el proceso de purificación del agua o directamente, a las especies marinas.

3. Reciclar, reciclar, reciclar.

¿Te has preguntado alguna vez para qué sirve reciclar? Hay una gran diferencia entre el CO2 que se genera con la obtención de materias primas extraídas de la naturaleza, es decir, desde cero, con respecto a esos mismos materiales obtenidos tras un proceso de reciclado. Lógico, ¿verdad? Hoy en día, casi todo se puede reciclar, casi todo se puede reutilizar. Envases, pilas, aceites, papel, móviles, ordenadores…Con la energía ahorrada por el material reciclado durante un año en España, se podría mantener una bombilla de 60w encendida durante más de 8,7 millones de años. ¡Merece la pena reciclar y usar productos reciclados!

4. Compras conscientes.

Alimentación , cosmética, ropa, decoración…en todo lo que compras, siempre puedes optar por la opción ecológica, la menos contaminante, la menos agresiva para ti y para el planeta, ¿Por qué no elegirla?

Para tu alimentación no podemos más que recomendarte que busques la colmena que dice si más cercana a tu casa, seguro que hay una a la vuelta de la esquina! Y si no…¿qué te parece si la creas tú? Se trata de: consumo local de productos ecológicos, sanos y no contaminantes.

El consumo consciente y con criterio es fundamental también si hablamos de moda. Esta industria es una de las que mayor impacto tiene sobre el medio ambiente. El reciclaje y la reutilización ayudan a amortiguar este impacto, reduciendo el consumo de materias primas destinadas a la fabricación de prendas nuevas. Por ejemplo, la fabricación de una camiseta de 250 gramos de algodón requiere 7.000 litros de agua y 500 gramos de productos químicos.

La prenda más sostenible y la que menor daño causa sobre el medio ambiente es la que ya está fabricada. ¿Cuántos mercados de ropa y decoración de segunda mano conoces? Seguro que más de uno, nosotros ya sabes que estamos cada mes en el Mercado de Motores, así que, ¡allí nos vemos!

Y por supuesto consume cosmética responsable, consciente, ecológica y vegana. Nuestra cosmética es respetuosa con el medio ambiente y con tu piel. Te contamos más de nosotros aquí

¡Imagínate el poder que tendríamos si todos remáramos a favor de nuestro entorno! ¡Plántate ante la injusticia ambiental en tu día a día! #Herberaseplanta

Mayte García

¿Has oído hablar de los disruptores endocrinos?  

¿Has oído hablar de los disruptores endocrinos?

Como nos cuenta el Dr. Nicolás Olea, médico y catedrático de la Universidad de Granada, Oncólogo del Hospital Clínico de Granada, director de Investigación del Hospital Clinico-Universitario San Cecilio y representante de España en la Comisión Europea sobre disruptores endocrinos, se trata de sustancias químicas, muchas de ellas contaminantes ambientales, que una vez dentro del organismo modifican el equilibrio de las hormonas.

Las hormonas, como bien se sabe, son mensajeros químicos que secretan los órganos y que son liberadas al torrente sanguíneo para llegar hasta los órganos diana de acción. Allí se acoplarán a receptores específicos desencadenándose el efecto hormonal deseado. Por ejemplo, la síntesis de testosterona se realiza en los testículos en los hombres, regulada por la hipófisis e hipotálamo según sus niveles en sangre y en el órgano diana producirá el desarrollo de los órganos sexuales y características sexuales secundarias (masa muscular, barba, cambios de voz…)

Estas señales químicas pueden ser bloqueadas, aumentadas, disminuidas por otro compuesto químico que mimetiza a la hormona, ocupando su lugar y compitiendo por el receptor de la hormona. El resultado de esta interferencia es la alteración del sistema hormonal, con consecuencias en el desarrollo neurológico, reproductor y trastornos del metabolismo. Todos estamos expuestos a sustancias químicas que pueden alterar nuestro sistema hormonal y causar numerosos problemas de salud de efectos irreversibles.

La investigación científica ha relacionado los disruptores endocrinos con un amplio abanico de enfermedades que incluye:

  • Salud reproductiva femenina (Pubertad precoz, cáncer de mama, disminución de la fecundidad/fertilidad).
  • Salud reproductiva masculina (Malformaciones en genitales de bebés, disminución de la calidad del semen, cáncer de testículo y próstata).
  • Trastornos del metabolismo (obesidad, diabetes).
  • Problemas cardiovasculares.
  • Alteraciones y enfermedades neurológicas (Perturbaciones del desarrollo neurológico y alteraciones conductuales, como Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, Autismo, etc, y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson).

Sus impactos también pueden ser perceptibles durante una generación o dos a pesar de nunca haber estado expuestos directamente a los disruptores. Por ejemplo Nicolás Olea, en sus más de 30 años de investigación sobre la evolución del cáncer de mama, recoge resultados sobre el análisis de placentas de las mujeres granadinas que dan a luz en el Hospital Clínico-Universitario de Granada. Tras estos estudios, se demuestra que el 99% de las placentas presentaba restos de DDT (prohibido desde 1986), ya que son químicos bioacumulables. También se detectaron bisfenol-a, organoclorados y organobromados presentes en el teflón y en el Goretex (aunque le tengamos tanto aprecio por su capacidad aislante, el Goretex es otro disruptor hormonal bioacumulable).

¿Dónde más están estos compuestos? Pues pueden formar parte de los envases, de la cosmética, de la ropa, de juguetes, materiales de construcción…hay más de mil sustancias identificadas como disruptores endocrinos. Algunos de estos químicos ya están prohibidos en la Unión Europea, pero otros no.  Es cierto que preocuparnos por las sustancias tóxicas que nos rodean es desagradable y a veces difícil de solucionar. Sin embargo, ser conscientes de ello es el primer paso para buscar alternativas más saludables.

En el caso de la cosmética, esta problemática tiene fácil solución: la cosmética natural y ecológica.

 

Algunos de los ingredientes de la cosmética convencional que actúan como disruptores endocrinos son los ftalatos, los parabenes, el formaldehido, los conservantes BHA y BHTSi quieres saber más sobre estas sustancias, cómo identificarlos en las etiquetas de los cosméticos y algunos de los estudios que avalan sus efectos perjudiales sobre la salud, visita nuestro enlace:  https://www.cosmeticsherbera.com//blog/que-contienen-los-cosmeticos-convencionales/

Puedes obtener mas información en la página web:  https://libresdecontaminanteshormonales.wordpress.com

y a través de la campaña europea www.edc-free-europe.org  realizada para sensibilizar a los ciudadanos sobre los daños para la salud de los disruptores endocrinos.

Identifica estas sustancias tóxicas en las etiquetas de tus cosméticos y no las consumas. Elige sustancias naturales y seguras para ti y para los tuyos.

 

Referencias bibliográficas:

 

 

Mayte García

15 consejos naturales para tratar la rosácea

¿Qué es la piel rosácea?

La rosácea es una patología cutánea que se manifiesta en personas entre 30 y 40 años. Se caracteriza por el enrojecimiento de la cara,  ardor, congestión y por aparición de pústulas que han hecho en ocasiones confundir la rosácea con el acné.

Causas de la piel rosácea:

  • Genéticas
  • Posible relación con prevalencia en el estómago de helicobacter pylori. Por ello la rosácea mejora tras el tratamiento con antibióticos como el metronidazol.
  • Deficiencia de vitaminas del complejo B.
  • Deficiencia de ácido clorhídrico en el estómago.

Las personas que padecen rosácea además de la sensación de picor y ardor continua, suelen presentar síntomas relacionados con los ojos, pequeños abultamientos en los párpados. Y a veces, se producen alteraciones en la córnea, aunque ningunos de estos síntomas oculares son peligrosos.

Consejos para el tratamiento de la piel rosácea:

  1. Hazte un diario alimenticio con los alimentos que comes cada día para ayudarte a identificar la causa de los brotes de rosácea. Ten en cuenta que el brote puede tardar hasta 24 horas en desencadenarse. Cuando tengas identificado un alimento sospechoso deja de tomarlo unos 3 meses…a ver qué pasa. Algunos desencadenantes alimenticios son -especias fuertes (pimientas y cayena), carne adobada, quesos fuertes, vinagre, comidas chinas, salsa soja, chocolates, trigo, azúcar y derivados lácteos.
  2. Elimina las levaduras (elimina el pan de la dieta y otros dulces que se elaboran con levaduras, ya que el uso de antibióticos a largo plazo, disminuye la población bacteriana normal y aumenta el número de levaduras, así ayudaremos a recuperar la flora bacteriana autóctona de nuestro organismo).
  3. Come verduras de hoja verde como las acelgas o espinacas, ya que tienen muchas vitaminas A y C, bioflavonoides y betacarotenos que aumentan la resistencias de los capilares sanguíneos.
  4. La vitamina E y los ácidos grasos omega 3 y omega 6 que encontramos en las semillas de lino y en los aceites de pescado, contribuyen a la cicatrización y regeneración cutánea.
  5. No uses cosméticos o productos de higiene corporal que contengan alcohol, menta, mentol, eucalipto, aceite de clavo, glicoles como el propilenglicol o butilenglicol, trietanolamina, ciertos corticoides o los alfahidroxiácidos a concentraciones superiores al 10% Según su concentración de uso, son a menudo muy irritantes y se convierten en un factor agravante de las manifestaciones cutáneas de la piel hipersensible.
  6. Evita los peelings de tipo físico (scrub o gommage).
  7. Prepara una infusión de manzanilla, déjala enfriar y cuando esté lista humedece una gasa y cubre tu cara con ella, verás como la congestión se alivia.
  8. El té verde es otro aliado para calmar la rosácea. Prepara un emplasto con él (al igual que con la manzanilla) y aplícalo en la zona afectada. Puedes meter antes la infusión en la nevera para que el emplasto esté más fresquito. Sentirás aún más alivio.
  9. No utilices jabones para la cara, en su lugar adquiere aguas micelares que limpian sin irritar la piel.
  10. Usa cremas faciales hidratantes sin perfumes o aceites esenciales. Los aceites de jojoba, rosa mosqueta, caléndula y oliva por sus propiedades calmantes, emolientes y cicatrizantes son muy acertados en el tratamiento de rosácea.
  11. Utiliza tónicos vegetales con extractos ricos en flavonoides para descongestionar la piel y reforzar los capilares sanguíneos de la cara.
  12. Puedes probar a utilizar maquillajes naturales suaves con un poder cubriente adecuado para matificar la piel del rostro.
  13. Practica yoga para reducir el estrés.
  14. No olvides ponerte tu protección solar y usa gorros, en verano además de protegerte del sol, te quedarán genial.
  15. Cada persona es diferente, por ello consulta a tu médico para que te aconseje qué tratamiento es el más adecuado para ti.

Herbera. Cuando cambias tu forma de pensar, cambia tu vida.

Referencias:

Ed. Oceano. Enciclopedia de las medicinas alternativas. ISBN: 84-494-2442-9.

Mayte García

Herbera. Tratamientos en armonía con la Naturaleza.

Herbera. Tratamientos en armonía con la Naturaleza.

Después de mucha dedicación, investigación, imaginación, esfuerzo y sobre todo amor, por fin podemos presentaros nuestros nuevos productos, que además de ser 100% naturales son 100% eficientes: HERBERA, una nueva marca de cosmética natural que surge de la necesidad de huir de la contaminación, los tóxicos y la irresponsabilidad hacia nuestra salud y la del planeta.

Parece que la sociedad va avanzado hacía una alimentación más consciente pero a veces nos olvidamos de lo que ponemos en nuestra piel. Por ello todos nuestros ingredientes son 100% naturales, libres de tóxicos y cultivados con procedimientos orgánicos. Además es una cosmética vegana ya que no utilizamos ninguna materia prima de procedencia animal, ni por supuesto, testamos en animales.

Herbera cosmetica (2)Nuestra lineal facial incluye hidratantes, tratamientos antiedad y contorno de ojos que encontrarás en versión tarro o fluido. Además hemos creado limpiadores y tónicos para distintos tipos de piel que cuidarán de ti como nunca.

Y por supuesto, BB Cream y maquillaje, con protección contra los rayos del sol, dos productos que te engancharán desde el primer día y que querrás llevar siempre contigo. En nuestra línea corporal podrás disfrutar del aceite hidratante ideal para todo tipo de pieles, en especial las atópicas y el aceite anticelulítico con efecto reductor que te sorprenderá. Pero si de algo nos sentimos especialmente orgullosos es de los olores de nuestros productos que además de cuidarte por fuera lo hacen por dentro con sus efectos relajantes, equilibradores y estimulantes.

Además cada compra irá acompañada de una tarjeta prensada de algodón procedente de cultivos de comercio justo y semillas de manzanillas, que al sembrarlas crecerán y se convertirán en una planta.

Estamos deseando que lo pruebes todo y qué nos cuentes tu experiencia, así que te damos un empujoncito con un 15% de descuento en nuestro primer mes de vida.

¿A qué esperas? Mímate de una forma sencilla y natural y contribuye así a cuidar de tu planeta. ¡Gracias por sumarte a HERBERA!