turismo sostenible

El concepto “eco” también ha llegado al turismo. La responsabilidad con el medio ambiente no puede olvidarse en vacaciones, por eso, ya existen alojamientos y agencias de viajes cuyo mayor valor es ofrecer un turismo sostenible que no es otra cosa que respetuoso con el entorno en todas las facetas posibles. 

Pero este concepto no es nuevo, La Organización Mundial del Turismo estableció ya en 1978 un Comité Ambiental dedicado a garantizar un turismo sostenible. Esta Organización es un organismo internacional creado en el 75 cuyo propósito es promover el turismo.  La definición de turismo sostenible según la OMT es: “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”

Por tanto, la sostenibilidad turística consiste en tener en cuenta las consecuencias medioambientales, económicas y socio-culturales que va a generar tu visita. Un ecoturista se compromete a respetar y promover el respeto de la región que visita de tal manera que garantice la conservación de los recursos y el bienestar de sus habitantes.

¿Y  tú? ¿Practicas ecoturismo?

Algunos hábitos imprescindibles para unas vacaciones sostenibles:

  • Respetar al máximo los espacios naturales intentando causar el menor impacto posible.  Sigue las normas de los espacios protegidos, intenta siempre seguir los senderos sin salirte de ellos, no hacer ruido y no molestar a los animales y plantas.
  • Elegir empresas turísticas comprometidas que ofrezcan garantías de respeto al medioambiente y a los derechos humanos. Investiga un poco antes de contratar cualquier servicio.
  • Si durante todo el año, reciclas, te preocupa la contaminación, ahorras agua y energía…¿por qué no seguir haciéndolo en vacaciones? No te pases con el aire acondicionado en los hoteles, intenta usar transporte público o transportes no contaminantes, no desperdicies recursos, como el agua o la luz. Reduce en lo posible la generación de residuos y, por supuesto, deshazte de ellos de la manera más limpia posible.
  • Usa los servicios gestionados por la población local y compra sus productos. Conoce de verdad el lugar que visitas y la gente que lo habita, favoreciendo la economía local y respetando su cultura.

¿Qué beneficios conlleva que este “turismo sano” esté de moda?

  • Beneficios medioambientales: favorece la conservación de los ecosistemas, lucha contra la contaminación y conciencia sobre la lucha por el medioambiente.
  • Beneficios culturales: Respeta la autenticidad socio cultural de las comunidades locales y promueve la tolerancia intercultural.
  • Beneficios sociales: Integra a las comunidades locales con las actividades turísticas lo que es enriquecedor para todos. Reactiva las zonas rurales y promueve la mejora de las infraestructuras.

Tanto si ya has vuelto de tus vacaciones como si estás a punto de empezarlas, desde Herbera os animamos a reflexionar y a practicar la responsabilidad también en vacaciones. Seamos coherentes todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *