Llegamos al final de este año tan intenso y bonito para Herbera con un firme propósito: ir más despacio, saborear la vida, ser conscientes de cada buen momento que se nos presente, y de los malos, que también suman. Desde Herbera siempre hemos defendido que es fundamental que cuidemos de nuestro planeta, que cada acción es importante. Pero no podemos cuidar de nada si no cuidamos primero de nosotros mismos y esta vida de locos que llevamos a veces, hace imposible poder cuidarnos. Por eso queremos que os suméis con nosotras a este propósito para el año que está a punto de empezar: llevar una vida slow, que no es otra cosa que una vida consciente. Tan sencillo y tan difícil de conseguir.
Hagamos las cosas más lentas y consigamos así una mayor conexión con nuestro entorno, con la naturaleza, con las personas que nos rodean y con nosotras mismas.

  1. Comida Slow

    La comida slow defiende ser conscientes de lo que comemos, de sus ingredientes, de la tradición y elaboración de cada plato, respetando siempre la personalidad de cada lugar, de cada modo de producción. El objetivo: lograr la plena conciencia del derecho al placer y al gusto.

  2. Paseos Slow

    Mucha gente sale a correr o a andar pero mientras realizan esta actividad, están pensando en las calorías que queman o en todo lo que tienen pendiente. Un paseo slow, no quiere decir que vayamos más despacio, sino que disfrutemos del paseo, del entorno, de nuestra respiración, siendo conscientes de cada paso que damos, disfrutando el momento y agradeciendo que podamos vivirlo.

  3. Amor Slow

    Quizás el más difícil de conseguir: ¿conseguiremos convertir nuestras relaciones en “slow love”? Tenemos que intentarlo: cada conversación con nuestros amigos, pareja, familia y sobre todo hijos, deberían ser 100% slow, sin prisas, sin hacer otra cosa a la vez, disfrutando de esa compañía, aprendiendo, siendo plenamente conscientes de que ese momento es único e irrepetible, vivamos el momento presente con mucho amor.

  4. Cosmética Slow

    En esto os podemos ayudar, porque Herbera nació la convicción de que la salud de tu piel está íntimamente relacionada con las emociones y así hemos creado nuestras formulas, basadas en la conexión con la naturaleza, en todos sus beneficios y también basadas en la aromaterapia y todo lo que nos ofrece a nivel emocional. Dentro de nuestro propósito de año nuevo, te animamos a que pruebes una nueva manera de usar nuestros productos: Dedícate tiempo, mímate y disfruta de nuestros aromas, transpórtate con ellos a los lugares más recónditos de la naturaleza y deja que te invadan sus poderes.
    Por todo ello, estamos especialmente orgullosas de nuestros últimos 3 productos: nuestras botanik mask. Estas mascarillas, que también puedes usar como exfoliantes, que nos encantaría que usaras para dedicarte esos 10 minutos a ti, a cuidarte por dentro y por fuera, siendo consciente de cada ingrediente, de su textura y por supuesto de su aroma.

En Herbera, el 2019 no nos va a pillar con prisas, desaceleramos para disfrutar de este viaje que está siendo tan apasionante y enriquecedor gracias a todos los que nos acompañáis. ¡Sumaros a nuestro año slow!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *