Granada

Nombre científico:

Punica granatum L.

Familia:

Punicáceas.

Parte utilizada:

SE cosechan los frutos, la corteza de la raíz y el tronco.

Principios activos:

El aceite de semilla de Granada es rico en dos antioxidantes, la punicalagina, que se encuentra en la piel y el ácido punícico u omega 5, en la semilla. Además la granada es rica en vitaminas A, B, E y C, así como en zinc, potasio, fósforo, magnesio, calcio y sodio.

Propiedades:

Estos antioxidantes naturales actúan contra los radicales libres, retardando el envejecimiento cutáneo y atribuyéndo a sus formulaciones cosméticas propiedades hidratantes, fotoprotectoras, calmantes y antiarrugas.

Indicaciones:

En cosmética se utiliza por sus propiedades astringentes y reguladoras de la secrección sebácea. Por su alto contenido en vitamina C y E, presenta propiedades antioxidantes, previniendo el envejecimiento cutáneo. Igualmente su alta concentración en pulicalaginas previene el daño del DNA, aportando una acción fotoprotectora de la piel frente a los rayos UV. También hay que destacar su actividad calmante y antiinflamatoria que la hacen indicada para pieles sensible y atópicas.

 

Referencias Bibliográficas

  • Inventario español de los conocimientos tradiocionales relativos a la biodiversidad, Manuel pardo de Santayana, Ramón Morales, Laura Aceituno Y María Molina, Edit. Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.
  • Monografías Comisión E Alemana (1998).
  • Monografías ESCOP (Octubre 1999).
  • Dossiers Universitaires Europeennes de Phytotherapie et Plantes Medicinales, J. Pellecuer, Univ. de Montpellier (1990).
  • Arteche A, Vanaclocha B, Gúenechea Jl. Fitoterapia, Vademécum de Prescripción. Masson, 1998.
  • Fitoterapia Aplicada, completada con curas dermatológicas y aromaterapia, 2015, C.O.F Barcelona y C.O.F Madrid.