conciencia-cuidado-oceanos

LOS PROTECTORES SOLARES BIODEGRADABLES SON YA OBLIGATORIOS PARA BAÑARTE CERCA DE UN ARRECIFE DE CORAL

Numerosos estudios en los últimos años han concluido que parte de las cremas solares acaban en mares y océanos generando un fuerte agente oxidante, el peróxido de hidrógeno, que daña los corales, blanqueándolos y produciéndoles la muerte.

Estos corales son el hogar de numerosas especies marinas que como consecuencia también desaparecerán.

Hace ya un año que el parlamento de Hawái aprobó un proyecto de ley que prohibía la venta de productos que tuviesen entre sus ingredientes la oxibenzona y octilmetoxicinamato, dos ingredientes químicos habituales en las cremas solares que tienen impactos dañinos y significativos tanto en el medioambiente marino como en los ecosistemas. A esta prohibición se sumó poco después una aún más restrictiva:  La república de Palaos –un archipiélago situado en el Pacífico occidental– se convertiría en el primer país en imponer una prohibición generalizada de los productos de protección solar. La decisión fue tomada para defender sus arrecifes de coral. En el año 2017, un informe elaborado por los legisladores de Palaos determinó que Jellyfish Lake, uno de los lugares más visitados por los submarinistas que acuden al archipiélago, presentaba una alta concentración de productos para la protección solar. Esta situación provocó una reducción de la población de medusas en el lago, razón por la que fue cerrado durante un período de un año.

En la actualidad no son los únicos, en la Rivera Maya, en Oceanía y en otros puntos del planeta preocupados, sobre todo,  por los arrecifes de coral y el turismo que conllevan, ya están poniendo en marcha la prohibición y obligando así a los turistas a usar protectores solares biodegradables.

¿Existen soluciones para reducir el impacto de las cremas solares?

La solución es fácil. El uso de protectores solares biodegradables.  Y ¿qué significa que un producto o ingrediente sea biodegradable? Un producto es biodegradable cuando puede ser descompuesto en elementos químicos naturales por la acción de agentes biológicos, como el sol, el agua, las bacterias, las plantas o los animales. Pero una crema no es biodegradable por el mero hecho de contener filtros físicos sino que el resto de los ingredientes que componen el solar también deben ser biodegradables y no contaminantes, si no, parte de ese protector solar se acumularían a los mares, peces y posteriormente en nosotros.

Cuando hablamos de ingredientes contaminantes, nos referimos por ejemplo a los  derivados del petróleo, los microplásticos o muchos conservantes químicos (cloruro de benzalconio, piritionato de cinc, propilparabeno, triclosan, metilcloroisotiazolinona, metilisotiazolinona) que producen toxicidad en diferentes especies acuáticas, alterando el ecosistema marino.

Los filtros solares químicos permanecen en el agua por mucho tiempo y lo que hacen los organismos vivos es filtrarlos y acumularlos en sus organismos. Muchos de estos filtros químicos son disruptores endocrinos, causando patologías en los animales marinos.

Por lo tanto, para que un producto solar sea biodegradable, tanto su filtro solar como el resto de la composición de la loción deben ser elementos biodegradables. Es decir, además de contener como filtro solar un óxido de titanio o un óxido de zinc (no nano), su fórmula debe evitar componentes como:

Methyl-benzylidene camphor (4-MBC), benzophenone-3 (Bp-3), oxibenzone, octyl-dimethyl-PABA (OD-PABA), diethyl phthalate homosalate (HMS), octyl-methoxycinnamate (OMC), dimetil apramida, polietileno, hexilodecanol, butilcarbamato, propil paraben, octocrileno.

Además de diferenciar que una crema solar no es biodegradable solamente porque contenga un filtro físico o mineral, hay que asegurarse que los filtros físicos no sean nanopartículas, ya que afectan a las vías respiratorias tanto de animales acuáticos como de la persona que se está poniendo la crema solar.

Es importante señalar dos aspectos para que la balanza caiga de manera evidente del lado de los protectores solares naturales y ecológicos:

  1. Los filtros químicos además de ser perjudiciales para el medio ambiente son agresivos para tu propio organismo, ya que la mayoría son disruptores endocrinos que cómo ya os contamos en este post, alteran nuestras hormonas de manera perjudicial.
  2. Los protectores solares con químicos y los protectores solares naturales, son igual de eficientes. Tu piel está 100% segura de los rayos nocivos del sol en ambos casos.

Si quieres conocer más detalles sobre los ingredientes y filtros que usamos en nuestro protector solar SOLEÁ, te recordamos el post donde te la presentábamos.

Cuidar de ti mismo y del planeta se está convirtiendo poco a poco en una obligación. #herberaseplanta #goherbera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *